Logo+Bajada

La empresa, líder en I+D e innovación para empresas nacionales, entrega una revolucionaria solución a la industria acuícola con tecnologías sostenibles, desarrollando un producto oleoso con características ideales para retener las grasas en los alimentos para peces.

A lo largo de los años la industria salmonicultora ha debido enfrentar importantes desafíos en cuanto al desarrollo de alimentos con alto contenido lipídico, para potenciar la energía suministrada a las especies y equilibrar aminoácidos para optimizar la síntesis proteica. A medida que se avanzaba en estos desarrollos, surge una complicación crítica: la pérdida de grasa durante el almacenamiento y la eutroficación de los lechos marinos. En respuesta a este desafío, Innocon, empresa ubicada en la Región del Biobío, líder en I+D, innovación y sostenibilidad para las empresas del país, ha desarrollado una solución revolucionaria a través de la ejecución de su proyecto FIC-Run proceso de interesterificación, poniendo a disposición de la industria acuícola sus avances. Este producto oleoso ofrece características reológicas ideales para retener grasas en los alimentos acuícolas, siendo completamente digestible por los peces y respetuoso con el medio ambiente. El proyecto, financiado por el Gobierno Regional Biobío a través del Fondo para la Innovación y la competitividad regional, FIC-R, celebró su hito de término con una ceremonia en las instalaciones de Innocon, ubicadas en Coronel, y contó con la asistencia de autoridades regionales, diferentes actores del ecositema de innovación e investigación, así como representantes del sector salmonicultor y del Holging SETOP.  El gerente general de Innocon, Carlos Sepúlveda Toepfer, recalcó la importancia del desarrollo de este tipo de iniciativas de apoyo a la investigación científica: “En Innocon estamos felices de impulsar que se den este tipo de proyectos y de potenciar a investigadores con gran iniciativa para que puedan llevar sus ideas adelante, y por supuesto impactar de manera positiva en la economía regional y de entregar un beneficio medio ambiental al país. Esperamos continuar impulsando iniciativas como esta; nosotros buscamos que nuestros clientes vean sus procesos productivos de una manera más amigable, tanto para la comunidad como para el medio ambiente.” El nuevo producto desarrollado, obtenido a partir de aceites vegetales y animales, entrega la posibilidad de obtener un mayor crecimiento económico a las empresas y a su vez, caminar en la senda de los objetivos de sustentabilidad que la industria acuícola nacional quiere alcanzar.   En ensayos de retención de grasas, el producto demostró una eficacia comparable a la grasa de cobertura tradicional, y los análisis de digestibilidad revelaron un aumento del 30%. Diseñado para su aplicación durante la etapa de aceitado, el producto ofrece una dosificación flexible entre 0,5% y 1,5%.

La consejera regional, Javiera Vargas Muñoz, señaló lo relevante del producto desarrollado durante el proyecto, para la sostenibilidad de la industria acuícola: “Considero que con este tipo de proyectos se le está dando solución a un ítem de la sostenibilidad del planeta, como es la ultrafijación en procesos productivos de la salmonicultura. Este producto demostró ser un aporte en cuanto al incremento del crecimiento de las especies cultivadas, lo que implica también un aumento en las buenas prácticas de crianza en esta industria.” Con esta innovación, la industria acuícola da un paso firme hacia un futuro más sostenible y eficiente, abordando desafíos cruciales y promoviendo prácticas responsables en la producción de alimentos acuícolas.  


Lee la nota aquí.